Entradas

Casa

Imagen
Cuando no vas a tener más tu refugio en el mundo, tu remanso. El castillo infranqueable ni la bruja buena del cuento que te enseña todo de la vida. Cuando se va tu niña y queres que se quede. Cuando te duele el alma y sos sólo una sombra de lo que fuiste. En ese instante exacto del tiempo en el que quisieras volver al vientre materno para vivir todo de nuevo con más detalle para no olvidar nada. Porque no es sólo una casa que se va a albergar otra familia, no es algo material. Es la vida y la sabiduría. La lucha, el sacrificio en cada ladrillo. Sueños muchos sueños y amor, sobre todo amor.

Revolución

Imagen
Y todo lo conquistado
por ellos, los que no están
se disipa en la bruma.
El río no es brillante,
solo un nombre para una cuenca.
La palabra no tiene valor,
es la vacuidad de hombres sin tiempo,
sin memoria calentando una banca.
El poder es de los que se arrastran
por más dinero.
Cambian su piel mas pertenecen
a la misma deplorable especie.
La que sólo se preocupa por el mundo
y no ven más allá de su feudo.
No entienden el valor de lo trascendente.
Los que llegan al borde de esta vida,
transitan un camino vallado
que conduce al olvido y la miseria.
Se pierde el sentido, se olvida lo importante.
La violencia se adueña de la lucha
y tapa los ojos de los borregos
que siguen en el corral esperando
la esquila.
Se escuchan dos campanas
y pocos imprescindibles son capaces
de abstraerse y analizar desde
la justicia para todos
la mejor solución.
Tristeza.
Rabia.
Impotencia.
Revolución.


León

Imagen
Todo transcurria más lento a tu lado
llevabas la tranquilidad del buen andar
Dejabas tu corazón expuesto
con miedo a que se abriera en tu pecho
la herida que dormía bajo su costura.

Contabas de reyes y de guerras,
de pactos y tratados.
Demostrabas la pasión de enseñar
al que escuchara la historia del mundo.

Con cariño me enseñaste el cielo serrano.
Apoye mi cabeza en tu hombro
y rodeaste con tus brazos mi cintura.
Nos besamos y encontré en tus labios
los silencios y las pausas; la dulzura.

Tuve miedo, lo confieso, de amarte
y no llegar a la altura de tu entrega.
Te deje al costado del camino.
Me arrepiento de mi cobardía,
de no poder retroceder calendarios
y volver a ese día.





Amor de bruja

Imagen
Amar a una bruja no es fácil. Tal vez sea por ello que tantas de nosotras permanecen solas durante años sin elegirlo o sufren de relación en relación hasta que encuentran aquella en la que se sienten totalmente aceptadas. Amar a una bruja no es fácil porque a nadie le preparan para ello, y nadie piensa que algún día se encontrará inmerso en una relación mágica, de verdad. No es fácil porque traemos con nosotras el recuerdo de mil historias de amor anteriores y nuestro corazón late con la fuerza de mil vidas, así que la intensidad de nuestros sentimientos y lo que esperamos de los demás a veces asusta. No es sencillo porque lo que para otras mujeres son símbolos de amor, para nosotras son cadenas. Los sueños y ambiciones de otras, para nosotras son prisiones. No es fácil, porque esperamos que quien amamos sea mejor cada día, tal como lo esperamos de nosotras mismas. Para atreverse a amar a una bruja hay que estar dispuesto a darle la vuelta a todo lo que creímos siempre que era el amo…

Rey

Imagen
"El rey nos decía que si no podíamos
comprar leña que nos emponchemos, que si por pobre no podíamos alimentar a nuestro caballo que no lo tengamos, que si alimentarnos era costoso que comamos menos... entonces decidimos ahorrar gastos y nos liberamos del rey."

José de San Martín

Podría agregar mil cosas pero las palabras expuestas anteriormente lo resumen todo.
Buenas noches






Primavera

Imagen
Cómo es de azul la belitud del cielo
cuando se avecina primavera,
vuelvo a verte por vez primera.

Llueve y reverdece límpida la hierba,
lleva el viento azahares a tu ventana
en cada suspiro mi beso que te sana.

Traigo entre las manos impalpables verbos
para ser conjugados en perfecto presente.
¡Ven aquí, deten el tiempo dios silente!




Soledad no

Imagen
Soledad no de estar sola, soledad de meterse dentro,
llegar hasta lo profundo.
Atarse a las muñecas golondrinas
y emprender el vuelo,
más allá de tu mundo.

Soledad no de silencio,
soledad de la música que me habita.
Esa que emerge donde la luz asoma;
que desprende capas que me envuelven,
los hilos que me componen.

Soledad que no da miedo,
soledad que saca la guerrera
que grita a voz quebrada
de rabia por la injusticia.

Soledad no de fuego que consume,
soledad de agua que sana
y fluye surcando las rocas.
Esa que deja huella do pasa.

Soledad no la de la infinita espera,
soledad de salir a buscar
el sol que de en la cara.

Soledad no de falta de amor,
soledad de savia que me recorre,
de semilla que brota y trae vida
cada nueva primavera.